Curiosidades gastronómicas: el ajo negro

El ajo negro es una variedad de ajo del Pérsico, que se ha convertido en uno de los productos más caros del mundo y, sin embargo, no está exento de complejidades. Es un tipo de ajo que tiene muchos beneficios, de los cuales hablaremos adelante, pero primero vamos con el origen y características del mismo.

Origen y características

Las características del ajo negro incluyen: su color negro y su olor más intenso que el ajo normal. El contenido de aminoácidos es ligeramente superior al del ajo blanco, en particular el ácido glutámico, la treonina y la serotonina. También hay muchos más oligoelementos como el hierro y el zinc que reduce la inflamación de los vasos sanguíneos, mejora la circulación y alivia problemas respiratorios como la sinusitis.

Se trata de una planta originaria de japón que se caracteriza por ser fuertemente aromática y resultar adecuada para la elaboración de condimentos. Este tipo de ajo es marrón en su estado natural, ya que no se emplea para cocinar directamente sino sólo como ingrediente.

Propiedades

Este ajo tiene propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias, lo que lo hace único frente al resto de los tipos de ajos. El ajo negro contiene ocho veces más antocianinas que el común y tiene un 60% más de nutrientes.

Rico en antioxidantes, lo que significa que contribuye a contrarrestar los efectos negativos del envejecimiento prematuro de las células. Tan solo una pizca de esta especia se une al pollo o el pescado para hacer de ellos un alimento saludable.

Se utiliza para mejorar la digestión, el ajo negro es recomendado para el control de los estreñimientos y diarrea, así como el apetito excesivo o las náuseas, entre otras cosas

¿De qué manera se puede comer?

Se puede comer sin necesidad de grandes elaboraciones, una vez cocinado o sin cocinar. Además, se puede utilizar como complemento alimenticio para comidas diarias.

¿Cuál es la diferencia con el ajo blanco?

El ajo negro es un poco más dulce, mientras que el blanco puede tener sabor picante e incluso salado algunas veces. Los beneficios del ajo negro son muchos mayores, posiblemente esto se debe a la maduración que el mismo tiene.

Ajo negro

¿Se puede hacer en casa?

En realidad, es muy fácil. Pero es necesario tener mucho tiempo y paciencia. La receta es un buen regalo para la cocina si suele cocinar mucho. Par hacerlos hay que limpiarlos bien sin quitar su cascara, luego ponerlos en un recipiente, la temperatura en la que deben estar es desde 40 a 60 grados, por ende, se recomienda colocarlos en la arrocera eléctrica. Finalmente, depositarlos a una temperatura que vaya desde los 20 a 30 grados y esperar varias semanas (tres son suficientes).

Como has podido comprobar, esta receta es todo un regalo para los verdaderos amantes de la gastronomía de calidad. Aunque también es cierto que para disfrutarla de verdad es necesario combinarla de forma adecuada, puede ser todo un descubrimiento si se incluye en elaboraciones nunca antes vistas. Si quieres comprobarlo, te invitamos a venir al Restaurante El Puntido y descubrirlo.