Origen del Helado

El helado es un alimento congelado que por lo general se hace de productos lácteos tales como leche o crema, el cual es muy consumido en verano debido a que resulta una buena forma de refrescarse y degustar un divino postre. En la actualidad los helados se preparan con leche batida congelada combinada con otros ingredientes, pero no siempre ha sido así, continúa leyendo para que conozcas su historia.

Si bien el origen de los helados es incierto, hay sospechas de que todo comenzó hace miles de años, cuando los chinos tomaban nieve de la montaña y la mezclaban con miel y frutas, asimismo, los Califas de Bagdad también tomaban nieve para combinarla con zumo de frutas y a esto lo llamaban Sharbets. En Europa los introdujo Marco Polo durante el siglo XIII, gracias a uno de sus muchos viajes, y dio origen a un helado muy popular que lleva su nombre, los polos.

En ese momento era muy complicado elaborar un helado, estos se derretían con facilidad y no contaban con refrigeradores, solo la nobleza tenia el privilegio de comer helados, les pagaban a portadores para que subieran a la montana a recoger nieve y posteriormente la resguardaban en casa, en pozos profundos que eran cubiertos con paja.

Fue mucho después, en el siglo XVI cuando llegaron los helados con leche, bastante similares a los que se conocen actualmente, gracias a un cocinero francés que servía para la corte inglesa, este mezcló zumos de frutas con leche, esto gusto mucho al Rey Carlos I, y este le dio una recompensa al cocinero para que este postre solo pudiera ser disfrutado por la mesa real.

En 1686, Francesco Procopio dei Coltelli, italiano, abrió las puertas del Café Procope en París, y se hizo famoso por su café y helados, esta es considerada la primera heladería de toda la historia, y fue donde se comenzó la preparación de los helados de vainilla y chocolate, posteriormente, los de crema de leche, hasta llegar al helado que se conoce en la actualidad.

Consecutivamente se descubrió el descenso crioscópico, es decir la disminución de la temperatura de solidificación, de las soluciones con sal, esto fue un gran avance para la industria de los helados, puesto que podían usar un balde rodeado con una mezcla de hielo, sal y agua a muy bajas temperaturas, y así congelar la mezcla de leche, azúcar y crema de leche. Sin embargo, fue hasta 1913 que se inventó la primera máquina para elaborar helados de forma continua, que se basaba en un gran cilindro congelado por un fuerte equipo de frío con aspas capaces de generar crema helada, y esto se debió al estadounidense Christian Nelson.

Ahora, hoy en día contamos con seis tipos distintos de helados:

  1. Helado de crema
  2. Helado de leche
  3. Helado de leche desnatada
  4. Helado
  5. Helado de agua
  6. Sorbete

Increíble como toda esa evolución y la creatividad de los humanos llevaron a conseguir este exquisito postre que para muchos es su favorito, una historia que vale la pena conocer, compártela con tus conocidos para que también conozcan el origen del helado.