Complicidad con
la tierra

La calidad de los grandes vinos no es fruto del azar. Requiere del esfuerzo, del conocimiento y la pasión, a la par que la generosidad de la tierra y la complicidad del clima. Nada es predominante, pero todo es esencial para elaborar vinos reconocidos internacionalmente. Éste es el resultado del trabajo de una familia cuya filosofía, transmitida de generación en generación, es devolver a la tierra todo lo bueno que ésta les ha dado a través de la esmerada elaboración de sus vinos.

En Viñedos y Bodegas Sierra Cantabria cultivamos relaciones duraderas, aquellas que se fundamentan desde el respeto y la generosidad. Creemos firmemente en el significado de dar tu palabra, en el valor de un apretón de manos. No tememos al “para toda la vida” sino que lo buscamos pacientemente, en cada vínculo que establecemos. Creemos en el compromiso con la excelencia, que se mide en cada detalle. En la sabiduría de nuestros antepasados, que nos mostraron la importancia de la conexión con la tierra. Es imborrable el recuerdo que se construye desde el afecto. Y es que las cosas, si están bien hechas, son para siempre.